¿Cómo tomar decisiones seguras y elegir buenos negocios?

Las crisis de los ultimos años,  han cambiado todos los escenarios en que se desenvolvía la economía del mundo y de nuestro país, empujandonos a tomar decisiones importantes acerca de nuestras empresas o negocios. Ya sea que desees emprender o te encuentres tomando elecciones como empresario, se debe tener en consideración ciertos aspectos para obtener los mejores resultados y asegurar el éxito.

Lo primero que debemos saber es si nuestra decisión está vinculada a la pasión inicial que fundó nuestra empresa. Cada cambio que hacemos en nuestro negocio debe estar relacionado con el motivo original de todo nuestro esfuerzo; ya sea crear un nuevo producto, alcanzar los mercados internacionales, llevar un nombre a lo más alto, etc. Si no tomamos en cuenta esto estaremos invirtiendo tiempo y dinero en algo que no satisface la visión de nuestra organización, y que a largo plazo puede conllevar muchos problemas.

Tener claro un giro de negocios vinculado a la misión de la empresa es dar el primer paso, pero si esta decisión la tomamos para llevar al negocio a un sector desconocido, estamos cometiendo un gran error. Por ejemplo, si nuestra empresa trabaja los textiles y deseamos crear un nuevo producto de atuendos impermeables; sin tener experiencia en el conjunto de nuevos materiales, estamos ante un gran problema. Asesorar, pedir apoyo y compartir con empresarios de la región y el mercado, permite mejorar nuestras oportunidades de alcanzar los objetivos, al de tomar elecciones basadas en las experiencias.

Otro aspecto que debemos tener asegurado es el dinero y precisamente en este tiempo de crisis, es sumamente importante realizar presupuestos y relaciones costo-beneficio, que nos permitan estar claros si poseemos los recursos, para tomar una decisión importante y evitamos realizar una inversión que más bien nos lleve a banca rota.

Además, en esta sociedad dinámica tenemos que conocer las tendencias del mercado para tomar decisiones, más ahora que la crisis sanitaria ha cambiado las preferencias y los sistemas de consumo de las personas. El éxito está en poder contextualizarnos y adaptarnos a los nuevos gustos de los clientes, pensar como ellos y determinar las necesidades que desean satisfacer.

Un claro ejemplo es la producción de insumos sanitarios a nivel mundial; grandes cantidades de empresas redirigieron sus esfuerzos para crear productos y servicios acordes a las necesidades. Los que saben de textiles, hicieron mascarillas; los que saben de productos químicos, hicieron alcohol gel, y así muchos negocios se dieron a la tarea de identificar qué necesidades del contexto actual puede satisfacer la empresa.

El último aspecto que se debe tomar en cuenta a la hora de tomar una decisión empresarial, es que también es importante tener una visión de largo plazo. Es importante buscar ideas con alto potencial de crecimiento, que puedan perdurar más allá de los años y crear estrategias que nos ayuden a acercarnos a una visión amplia de desarollo, quizá cuando estemos cerca de la meta haya un giro que nos ayude a redimensionarnos.

Finalmente, no hay que tener miedo a los cambios, porque son ellos los que no propulsan hacia nuevos horizontes, cada nuevo rumbo que tomemos debe ser visto como una aventura y una oportunidad para encontrar el éxito en nuestra empresa, siempre y cuando tengamos buen discernir bienlos caminos a tomar.

Top